Preguntas Frecuentes

¿Cómo trozar un pollo?

Paso 1 Para dividirlo en 6 piezas, separe uno de los cuartos traseros cortando la piel que está unida a la pechuga, retuérzalo con fuerza hasta descoyunturarlo y corte por la articulación. Repita la operación con el otro cuarto trasero.

Paso 2 Luego separe las alas retorciéndolas hacia afuera y córtelas por la articulación.

Paso 3 Corte el cuerpo por arriba, dele la vuelta y córtelo por el otro lado para dividirlo en dos partes, por la mitad de la pechuga.

Paso 4 Para hacer el corte en 8 piezas, se puede separar la pata del muslo y para lograr 10 piezas resta cortar la pechuga en 2 piezas.

 


¿Cómo se alimentan los pollos?

Nuestros pollos, comen los mejores cereales del mundo, el 90% del alimento que consumen esta compuesto por maíz (60%) y soja (30%), cereales cultivados de los mejores campos argentinos. El resto del alimento esta compuesto por salvado de trigo, vitaminas, aminoácidos, minerales, sal, gluten y harinas. Los cereales pasan por un proceso de molienda para facilitar la disponibilidad de los nutrientes en el aparato digestivo de las aves, posteriormente se pesan y mezclan en las proporciones indicadas para obtener finalmente un alimento balanceado a la necesidad nutricional de las aves. El rápido crecimiento del pollo se debe exclusivamente al potencial genético de crecimiento basado en cruzas para obtener de ellas las mejores características. Es por ese potencial que se pueden producir animales que crecen más, en menor tiempo de crianza.

 
Blog Post 3

El mito de las hormonas en los pollos

No existe en el mundo hormona de crecimiento de pollo en forma comercial y ninguna otra hormona puede hacer crecer un pollo.

La hormona de crecimiento del pollo es específica, producida por el propio pollo, solo puede hacer crecer a los pollos y no tiene ningún efecto sobre el ser humano, ni sobre ninguna otra especie.
Las otras hormonas de las que tanto los profesionales como la gente sospecha son los estrógenos o cualquier hormona que pueda afectar el normal desarrollo sexual.

El pollo de hoy en día tiene un período de crianza muy corto, de alrededor de 50 días, logrando un crecimiento superior a los 50 gramos diarios, con un peso promedio a la faena de 2.600 gramos y un consumo de alimento aproximado de 5.200 gramos.
Estos resultados son el fruto de un intenso programa de selección aplicado por las líneas genéticas a sus pies de cría y a sus abuelos, para obtener líneas de reproductores capaces de transferirles a su descendencia, los pollos parrilleros, ese extraordinario "vigor híbrido".

También es necesaria una nutrición adecuada, que les permita expresar todo este potencial genético; una eficaz medicina preventiva y una exigente bioseguridad a fin de prevenir enfermedades infecciosas y parasitarias. No menos importante, es el esmerado cuidado de las condiciones medio ambientales y el uso de los implementos adecuados, así como el correcto y cuidadoso manejo al que son sometidos los pollos durante estos escasos 50 días de crianza.

Fuente: CEPA

 

 
 

Sabemos mucho de Pollo